LAS CARILLAS DENTALES:

Estas son el recubrimiento de la superficie externa del diente por algún material estético que puede ser Resina, Cerómero o Porcelana; generalmente se usan para restaurar las piezas anteriores que están afectas en su integridad, alineación, color o forma.
    Para el éxito de las carillas es necesario que la pieza tenga un tamaño relativamente normal, que tenga suficiente cantidad y espesor de esmalte, que el paciente tenga buena higiene oral y en lo posible evitar hábitos como el bruxismo, comerse las uñas, morder objetos etc.

 

 

.